Vídeo: 5 claves para conducir sobre nieve y hielo, por Luis Moya y Jordi Gené

Vídeo: 5 claves para conducir sobre nieve y hielo, por Luis Moya y Jordi Gené
Nicolás Merino
Nicolás Merino


Luis Moya y Jordi Gené nos dan algunas consejos para conducir en invierno de manera segura a través de este vídeo.

Durante la temporada invernal hay que tener especial precaución a la hora de circular con nuestro vehículo. Ya sea por la nieve o el hielo, la situación de la carretera va a poner a prueba nuestras habilidades al volante. Por eso, es preciso conocer las medidas de actuación necesarias para evitar sufrir accidentes. En este sentido, Luis Moya y Jordi Gené nos dan una serie de pautas a seguir para conducir sobre nieve o hielo.

Lo primero a tener en cuenta es la previsión. Si vamos a coger el coche, es de vital importancia que consultemos el parte meteorológico, así como estar atentos a los avisos que dé la Dirección General de Tráfico (DGT) antes de salir de viaje.

Una vez hayamos salido con nuestro coche es muy importante llevar siempre con nosotros las cadenas, porque no sabemos dónde nos puede sorprender una nevada. Llevar ropa de abrigo también es esencial. Y es que en el caso de que nos quedemos atrapados en una nevada, podremos combatir el frío. El depósito del coche tiene que ir siempre lleno, para evitar que nos quedemos tirados en la carretera y el móvil cargado por si tenemos que avisar a la grúa de que no hemos quedado tirados con el coche.

Las 5 claves para conducir sobre hielo o nieve

touareg nieve

  • Anticipación visual: cuando más lejos veamos, mejor podremos preparar la maniobra pertinente y mejor preparados estaremos ante cualquier imprevisto.
  • Adecuar la velocidad: las carreteras con nieve requieren un tipo de velocidad y las que están heladas otro. Llevar siempre la velocidad correcta en cada escenario nos evitará sufrir accidentes.
  • Suavidad: ser suaves con el acelerador y los frenos es clave durante la conducción sobre nieve o hielo, ya que evita la pérdida de adherencia. Asimismo, conviene llevar siempre una marcha corta en situaciones de bajada para que el coche no coja velocidad, mientras que en situaciones de subida, lo más conveniente es utilizar desarrollos más largos para evitar que el vehículo derrape.
  • No sobreactuar al volante: también tenemos que ser precisos con la dirección. No hay que hacer movimientos bruscos y hay que dar tiempo al coche. Siendo bruscos, estaríamos provocando continuamente situaciones de pérdida de adherencia.
  • Aumentar la distancia de seguridad: en situaciones de nieve o hielo la distancia que necesita un vehículo para frenar aumenta considerablemente. Dando una distancia de seguridad mayor evitaremos las colisiones por alcance.