Volkswagen pone a prueba la conducción autónoma en Hamburgo

db2019al00703large
Volkswagen pone a prueba la conducción autónoma en Hamburgo
Nicolás Merino
Nicolás Merino


El Grupo Volkswagen está llevando a cabo pruebas con vehículos autónomos de nivel 4. Se trata de cinco Volkswagen e-Golf que están rodando por las calles de Hamburgo en condiciones reales de circulación.

La conducción altamente automatizada está cada vez más cerca. En este sentido, Volkswagen ha comenzado las pruebas en vehículos con una automatización de nivel 4 -de un total de cinco niveles- en situaciones de tráfico real en las calles de la ciudad de Hamburgo. Una flota de cinco e-Golf, equipados con escáneres láser, cámaras, sensores ultrasónicos y radares, circulará en una sección de tres kilómetros del banco de pruebas digital que se está desarrollando en la ciudad germana. Los resultados de las unidades de prueba, se incorporarán en los numerosos proyectos de investigación de la marca sobre conducción automatizada, optimizarando el transporte individual.

db2019al00704 large

Actualmente se está construyendo un banco de pruebas digital de 9 kilómetros para la conducción automatizada y conectada en la ciudad de Hamburgo, cuya finalización está programada para el 2020. Este banco de pruebas se caracteriza por una mejora en los semáforos con componentes para permitir la comunicación entre infraestructura y vehículo (I2V) y vehículo a infraestructura (V2I).

Un e-Golf convertido en un laboratorio con ruedas

db2019al00705 large

El e-Golf en cuestión tiene once escáneres láser, siete radares y catorce cámaras. Se comunican hasta 5 gigabytes de datos por minuto durante las pruebas, las cuales tienen una duración de varias horas. En el maletero se esconde un dispositivo con una potencia de cálculo equivalente a unas 15 computadoras portátiles. Esta enorme capacidad informática, combinada con la tecnología de sensores de última generación, garantiza que los datos sobre peatones, ciclistas, otros automóviles, intersecciones, derechos de paso, vehículos estacionados y cambios de carril por parte del tráfico se procesen en milisegundos.

A pesar de la diversidad y complejidad de la información, la inteligencia artificial utilizada en el software del vehículo debe registrar todos los objetos relevantes y responder a ellos sin disparar falsas alarmas. Se utilizan varios enfoques diferentes de inteligencia artificial: estos incluyen aprendizaje profundo, redes neuronales y reconocimiento de patrones.

Por cuestiones de seguridad, durante la prueba, siempre hay un técnico en el puesto de conducción para evitar accidentes ante un posible fallo. El objetivo de esta prueba es lograr alcanzar el nivel de 5 de conducción autónoma, aquel donde no sea necesario cualquier tipo de intervención o atención por parte de la persona.

 

 

Volkswagen Golf