Con una serie especial

El Memminger Roadster 2.7 prolonga la vida del Volkswagen Beetle

10 El Memminger Roadster 2.7 prolonga la vida del Volkswagen Beetle
Fotos del Memminger Roadster 2.7
Antonio Moraleja
Antonio Moraleja
Memminger, compañía alemana especializada en restauraciones, acaba de lanzar el Memminger Roadster 2.7, una versión muy especial del recientemente desaparecido Volkswagen Beetle.


Para aquellos nostálgicos y fanáticos del Volkswagen Beetle, todavía puede haber una oportunidad para conseguir uno de estos modelos. Pese a que hace apenas un mes os contamos que tras más de 70 años de vida, Volkswagen había decidido dejar de fabricar el Volkswagen Beetle, la compañía alemana Memminger, especializada en restauraciones de modelos clásicos, acaba de presentar una versión muy especial del famoso escarabajo a la que ha denominado Memminger Roadster 2.7 y que, si la aceptación es buena, pretende llevarla a producción a modo de versión especial.

El diseño de Memminger está basado en un Volkswagen Beetle de los años 70 con carrocería cabrio y sólo dos plazas para conductor y pasajero. Aunque de momento solo es un concept, se ha cuidado hasta el más mínimo detalle para realizar una mezcla perfecta entre un clasicismo y modernismo. Así, dentro del habitaculo encontramos, por ejemplo un cuadro de instrumentos totalmente original con un reloj analógico que sustituye a las actuales pantallas táctiles y otros elementos electrónicos con el objetivo de que el conductor disfrute de una conducción totalmente pura.

Un motor de 210 caballos

A nivel mecánico, este Memminger Roadster incorpora un motor de cuatro cilindros y 2.7 litros con 210 CV y un par máximo de 247 Nm. Este propulsor está colocado en posición central y va asociado a una transmisión manual de cinco velocidades, siendo capaz de alcanzar una velocidad máxima de 200 km/h. Con estas prestaciones, el Volkswagen Beetle renovado demuestra que es un vehículo pensado para aquellos conductores que aman la conducción más pura.

Volkswagen Beetle

Además del motor, Memminger también se ha preocupado por añadir otros cambios mecánicos que puedan mejorar el rendimiento del coche. Así, este Beetle Concept utiliza discos de freno sacados de un Porsche 911 clásico, mientras que la suspensión también se ha ajustado especialmente.

Como decimos, el Memminger Roadster 2.7 es solo un concept car. Por el momento, la compañía está mostrando esta nueva creación con el objetivo de ver la aceptación que tiene entre el público antes de decidir si realmente hay interés en el modelo. De ser así, los planes de Memminger pasan por lanzar una versión especial limitada a 20 unidades de la que aún no se conoce el precio.

 

Volkswagen Beetle