Batería del coche: cinco consejos para cuidarla y que tu coche no te deje tirado en verano

consejos--cuidado-bateria
Batería del coche: cinco consejos para cuidarla y que tu coche no te deje tirado en verano
Nicolás Merino
Nicolás Merino
Las altas temperaturas de la temporada estival pueden afectar negativamente al rendimiento de tu batería. Sigue estos consejos para mantenerla en perfectas condiciones.

La batería del coche, junto a los neumáticos, es uno de los elementos más importante de nuestro vehículo, ya que se encarga suministrar energía a varios componentes del coche. Así las cosas, el 30% de los fallos eléctricos (un 50% de las averías en general) en carretera afecta a las baterías de los coches, según un reciente estudio de RACE, y con el calor intenso este es uno de los elementos que más sufre.

Las baterías no sólo sufren en invierno, sino que las altas temperaturas propias del verano también afectan negativamente a su rendimiento. La batería del coche está pensada para funcionar de forma correcta a 25 grados, con lo cual cualquier desviación que se produzca por encima o por debajo de esta temperatura, afecta a su rendimiento y acorta su vida útil. En concreto, las moléculas de azufre que se encuentran dentro se descomponen más rápido aumentando así el depósito de placas. Esto acelera su descarga, ya que se pierde progresivamente la gravedad en los electrolitos.

Normalmente, una batería suele tener de media una vida útil de unos cuatro años. En este sentido, la cadena de talleres Confortauto Hankook Masters nos da una serie de consejos para mejorar el rendimiento de la batería y reducir los efectos negativas cuando hay altas temperaturas:

  1. Revisa de forma periódica la batería y el sistema eléctrico del vehículo. Asegurate de que funciona de forma correcta e intenta no realizar descargas intensivas activando varios sistemas eléctricos del coche al mismo tiempo con el motor del coche parado (aire acondicionado, GPS, radio, luces internas, luces externas, toma eléctrica del mechero…).

  2. Protege al coche de las altas temperaturas. Aparca en lugares con sombra, subterráneos, garajes. Si la temperatura en el vehículo supera los 50 grados la vida útil de la batería podría disminuir hasta un 50%.

  3. Examinar los niveles de ácido de la batería. No todos los modelos de batería permiten esta comprobación, pero si tu modelo es de las que sí, comprueba su nivel para asegurarte de que ninguna de las celdas está vacía o con poco líquido. Para ello necesitas un densímetro, aspirar con la pipeta el líquido de cada vaso de la batería y ver la medición en la escala. Si está bajo deberás acudir a un taller.

  4. Comprueba el sistema de carga de la batería. Hay veces que no se requiere de cambio sino que simplemente necesita un recarga. Es conveniente realizar la revisión del sistema de carga antes del invierno y antes del verano, puesto que sufre más con los cambios bruscos de temperatura. Por otro lado, si el vehículo ha estado tiempo sin utilizar es también posible que esta se haya descargado, por lo que conveniente acudir a un taller o pedir ayuda a alguien y darle carga a través de cables.

  5. Conduce de manera progresiva y eficiente. La forma de tratar el coche también influye en la vida de su batería. Conduce de manera suave y eficiente, evitando acelerones y aprovechando las inercias hará que este componente no sufra tanto desgaste.

 

0 Comentarios