Para los coches privados

Bilbao podría poner un peaje para acceder al centro de la ciudad

bilbao
Bilbao podría poner un peaje para acceder al centro de la ciudad
Antonio Moraleja
Antonio Moraleja
La ciudad de Bilbao está debatiendo estos días sobre la posibilidad de imponer un peaje para regular el acceso al centro de la ciudad para los coches privados.


Alrededor de 20.000 coches privados, el 89% con un solo ocupante, entran a diario a Bilbao, pero eso puede cambiar muy pronto si la nueva medida que está estudiando el Ayuntamiento de la ciudad es aprobada de forma definitiva. La idea del Ayuntamiento es fijar un peaje para los coches privados pertenecientes a conductores de fuera de la ciudad que quieran circular por el centro de Bilbao.

La instauración de este peaje, de aprobarse definitivamente, sería una medida que estaría acompañada por un plan de movilidad integral que primará el uso de la bicicleta y el transporte público, y complicará al tráfico privado, el acceso a determinadas zonas de centro. El objetivo es, ante todo, fomentar y potenciar el uso del transporte público, aprovechando tambiñen para mejorar la calidad del aire y reducir la contaminación en Bilbao, ya que al igual que en otras ciudades de España y Europa, se trata de un problema urgente a resolver.

«Es una propuesta técnica que han trabajado técnicos del área, técnicos de la asistencia técnica que hacen el plan de movilidad urbano sostenible, y se está sometiendo a contraste de grupos de interés, de asociaciones vecinales y de todos aquellos que tiene algo que decir sobre la movilidad en la ciudad», explica Alfonso Gil, Concejal de Movilidad de Bilbao.

En la actualidad, el 63% de los bilbaínos se mueve a pie, el 23% en transporte público y solo el 11% lo hacen en vehículo privado. El consistorio quiere trasladar esos datos a la gente que viene de fuera y puede cambiar su modelo de tránsito por la ciudad. «Si quieren visitarnos de una manera sostenible, lo tendrán que hacer en transporte público», afirma Alfonso Gil.

El Plan de movilidad a debate llegará hasta 2030, pero la medida de instalar un peaje en el centro de la ciudad podría comenzar a funcionar en periodo breve de tiempo, hablándose incluso de principios del año 2018.