Motor gasolina

Seat León 1.0 TSI: la versión más equilibrada (y desconocida) del compacto que reina en el mercado español

seat leon 2017 prueba 23g
Seat León 1.0 TSI: la versión más equilibrada (y desconocida) del compacto que reina en el mercado español
Pablo Gutiérrez
Pablo Gutiérrez
En algunos países europeos, ya está disponible un motor turboalimentado de gasolina con tres cilindros que consigue una gran relación entre prestaciones y consumos.


En su tercera generación, el Seat León ha alcanzado la fórmula del éxito: durante 2014, 2015 y 2016 ha sido uno de los modelos con mejores ventas en nuestro país y en el mes de mayo de este año ha vuelto a colarse en el podio de los más deseados. Este logro se debe a múltiples factores tales como la amplitud de su gama, la presencia de la exitosa carrocería familiar -ST- o una atractiva oferta de motorizaciones.

Para reforzar un producto ya de por sí equilibrado, la firma española ha efectuado un restyling que actualiza su imagen y mejora su tecnología para continuar siendo competitivo en el segmento más importante del mercado.

La gama mecánica apenas ha sufrido cambios: en gasolina dispone de los bloques 1.2 TSI de 110 CV, 1.4 TSI de 125 y 150 CV, 1.8 TSI de 180 CV y el deportivo 2.0 TSI Cupra con 300 CV. Por otra parte, en diésel se ofrece con los motores 1.6 TDI con 90 y 115 CV así como los prestacionales 2.0 TDI de 150 y 184 CV. Además, existe una interesante versión alimentada por GNC -gas natural licuado- que destaca por sus menores emisiones contaminantes y un precio de venta muy atractivo.

En otros países de nuestro entorno como Alemania o Francia, la firma ofrece también un motor gasolina 1.0 TSI Ecomotive con tres cilindros que rinde una potencia de 115 CV. Con esta mecánica, las prestaciones son realmente interesantes tal y como lo demuestra una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,6 segundos -9,5 s. para la carrocería SC- y una velocidad punta de 202 km/h.

Respecto al bloque 1.2 TSI de cuatro cilindros y 110 CV, mejora sus prestaciones -tres décimas en aceleración- y aumenta su par máximo hasta 200 Nm -175 Nm en el motor 1.2-. Otro aspecto importante es la reducción de consumo: logra un consumo medio de 4,4 l/100 km –cinco décimas menos- gracias también a un peso once kilogramos inferior.

En el mercado alemán, se ofrece en combinación con una caja de cambios manual de seis velocidades o una automática DSG de doble embrague y siete relaciones. Los precios parten desde los 20.250 € en la carrocería de cinco puertas y acabado Reference, lo que supone un incremento de 990 euros respecto al motor de 110 CV.

Esperamos que esta mecánica termine llegando a nuestro mercado igual que ha ocurrido en otros modelos de la gama como los Seat Ibiza, Toledo y Ateca.

 

Seat León