La DGT confiesa: un tercio de los radares están vacíos

radar2 1
La DGT confiesa: un tercio de los radares están vacíos
Nicolás Merino
Nicolás Merino


Pere Navarro, director del DGT, ha reconocido que no todas las cajas con señalización de radar contienen uno en su interior, aunque el objetivo sigue siendo el mismo: evitar los excesos de velocidad.

Desde su implantación, los radares de velocidad han contado con una sólida base de partidarios y detractores. Por un lado, la Dirección General de Tráfico (DGT), afirma que es para evitar excesos de velocidad, y por ende, mejorar la seguridad. Por otra parte, los conductores han criticado estas medidas, sosteniendo que es una política recaudatoria del Estado. Desde hace meses, unas de las tareas de la DGT ha sido reubicar ciertos cinemómetros.

Así, hemos podido saber que una de cada tres cajas, en las que debería haber un radar, está vacía o no funciona. Esto es lo que ha declarado Pere Navarro, director de la DGT. Una estrategia con la que se busca reducir los excesos de velocidad solo con ver los carteles. «El cartel que avisa de un radar surge efecto», explica Navarro a Europa Press. Entre los planes de la DGT, no figura ampliar la base de radares, aunque sí los colocará en zonas donde puedan ser útiles.

Polémica con el margen de error

radar fijo

El margen de error de los radares de velocidad es el principal foco de las críticas. Desde 2015, los radares fijos y móviles sancionen teniendo en cuenta ‘la regla del 7’. Groso modo, quiere decir que si la velocidad del vehículo es inferior a 100 km/h, se le aplica un margen de 7 km/h, mientras que si supera esa velocidad, entonces se le aplica el 7% sobre el límite marcado en esa carretera.

Ante la polémica generada, la DGT ha tenido en cuenta el margen de los radares con mayor antigüedad (7%) y de los más recientes (3%), optando finalmente por el 7%, ya que es el margen de error que menos perjudica a los conductores. «Si hay que dar más margen, se da más margen y no pasa nada. Lo que queremos no entrar en discusiones evitables», explicó el director la DGT.