No desvelamos ningún misterio si decimos que a Nissan le gustan los todocaminos. Después del X-Trail y el Qashqai, todo un éxito de ventas, ahora le toca el turno al Juke, un todocamino compacto que se situará entre el Nissan Note y el propio Qashqai.

Primera imagen del Nissan Juke, la versión definitiva del Qazana

juke1
Primera imagen del Nissan Juke, la versión definitiva del Qazana
Autofacil
Autofacil


Nissan Juke

Este nuevo modelo deriva del Qazana, el prototipo con el que la marca nipona sorprendió en el pasado Salón de Ginebra. Precisamente en este escenario veremos debutar al Juke durante el mes de marzo, aunque su presentación oficial se adelantará al 10 de febrero. De momento, en esta primera foto vemos cómo los faros afilados y las grandes luces antiniebla adoptan la línea ya adelantada en el Qazana, aunque con volúmenes menos amplios y redondeados.

¿Un peligro para el Qashqai?

Con este modelo, Nissan quiere ofrecer a los usuario europeos una alternativa a los compactos tradicionales de cinco puertas, con unos mayores pasos de rueda, una mayor altura al suelo y mejores cualidades para rodar por camino. Según el vicepresidente de Ventas y Marketing de Nissan en Europa, Simon Thomas, el Juke «ha aplicado muchas de las experiencias aprendidas con el Qashqai», algo que podría ser contraproducente para este súper ventas, sobre todo si tenemos en cuenta que será más barato. Algo similar ya hemos vivido con el Seat Toledo, que encontró el enemigo en casa con la llegada del Altea XL, un vehículo de características similares a un precio inferior.

En caso contrario, Nissan amenaza con hacerse con casi todo el pastel en este segmento, algo que de buen seguro será contestado por sus rivales.

De momento habrá que esperar hasta el 10 de febrero para tener más datos, hasta marzo para verlo en Ginebra y hasta octubre para comprarlo.