Primera multa de un usuario de patinete eléctrico por circular borracho

patineteelectrico
Primera multa de un usuario de patinete eléctrico por circular borracho
Nicolás Merino
Nicolás Merino


La Policía de Lisboa ha puesto la primera multa al conductor de un patinete eléctrico por circular ebrio.

El joven, de 18 años de edad, fue interceptado por las autoridades de la capital portuguesa a primera hora del pasado domingo 20 de enero en la zona de Alcántara. La Policía se percató de que el joven no circulaba correctamente y fue sometido a una prueba de alcoholemia, dando como resultado una tasa de 1,08 gramos de alcohol por litro en sangre. Una cifra que dobla el límite establecido en Portugal, que es de 0,5 gramos por litro en sangre.

Tras notificarle el resultado, los agentes multaron al joven con una sanción de 250 euros. Una multa que de haberse producido en un coche, habría sido de 500 euros.

patinetes 1

Como ocurre en otras ciudades europeas, el patinete eléctrico ha tomado las calles de Lisboa, donde hay hasta diez empresas del alquiler esperando una autorización para poder comenzar a prestar servicio. En España, la rápida entrada de este tipo de vehículos ha creado una ola de descontento entre los ciudadanos, que ven a este tipo de transporte alternativo como una amenaza para la seguridad vial. Y es que el 72% de los españoles considera que los Vehículos de Movilidad Personal (VMP) son un riesgo para el resto de usuarios de la carretera.

En ciudades como Madrid, el Ayuntamiento retiró el pasado diciembre las licencias de actividad a las alquiladoras, éstas están cerca de volver. Y es que el consistorio ha empezado a estudiar nuevas propuestas para dar cobertura al servicio. Un total de 25 compañías han hecho ya su solicitud.

Para operar en la capital, tendrán que cumplir estrictamente las normas de circulación y aparcamiento que se describen en la nueva normativa de movilidad sostenible. Además, también contarán con la obligatoriedad de distribuir sus vehículos por todos los distritos municipales según el ratio establecido por el propio consistorio.