En octubre se pondrá a la venta la versión diésel

Mitsubishi Outlander MY16: Algo más que un facelift

mitsubishioutlandermy16delantera 1
Mitsubishi Outlander MY16: Algo más que un <em>facelift</em>
Pablo J. Poza
Pablo J. Poza
¿Quieres saber cómo van los nuevos Mitsubishi Outlander PHEV y 220 D-ID MY16 y en qué cambian respecto al Outlander MY15?


Mitsubishi acaba de presentar el Outlander rediseñado a la prensa europea con las carreteras de las comarcas catalanas de Osona y Bages como escenario. Hemos tenido la oportunidad de ponernos a los mandos del diésel 220 D-ID y del PHEV. Ambos presentan un importante rediseño y algunas mejoras tecnológicas, pero esencialmente se trata del mismo vehículo comercializado hasta ahora.
El 220 D-ID MY16 será el primero en llegar al mercado. Lo hará en octubre, y de momento no hay precios oficiales. El PHEV llegará a final de año. Ambos estrenarán la nueva estética frontal común a otros modelos de la familia japonesa que Mitsubishi denomina Dynamic Shield, e introducen más de 100 mejoras. Estéticamente, aparte del frontal, se añade un enorme embellecedor en la zona baja de las puertas para aligerar visualmente la cantidad de chapa a la vista. No es propiamente una protección de la carrocería para los apoyos laterales; tan solo copia su estética. Las llantas son también inéditas, más robustas, ligeramente más pesadas y más aerodinámicas. La mejora de los NVH (ruidos, vibraciones y asperezas) ha supuesto también el empleo de cristales delanteros y traseros más gruesos, numerosas modificaciones en los materiales aislantes de los diversos componentes de la carrocería, silent-blocks rediseñados y un largo etcétera que compone hasta 40 modificaciones.

El sistema motriz evoluciona

Otra novedad es la introducción de un diferencial delantero activo opcional en la versión D-ID (el PHV ya contaba con él), si bien no está confirmado que esté disponible en España, y es el elemento clave del denominado sistema S-AWC, que intenta lograr la mejor distribución posible de par entre las cuatro ruedas actuando sobre el reparto de par de las ruedas delanteras, la asistencia de la dirección, los frenos de cada una de las ruedas, el acoplamiento interaxial de discos y la respuesta del motor, siempre en función del programa seleccionado: ECO, Auto, Snow o Lock.

Mitsubishi Outlander 2016

Hay también nuevos equipamientos, como las cámaras 360º o un sistema para evitar colisiones durante las maniobras. También hay refuerzos en el chasis, que reemplaza varios de sus componentes por otros de acero de alta resistencia (980 MPa). Con ello se ha logrado evitar un incremento de peso pese a la adición de nuevo equipamiento. En el caso del PHEV, se ha mejorado la respuesta del motor eléctrico para evitar la latencia desde el momento en que se pisa el acelerador hasta que el vehículo se pone en marcha y se ha logrado una mayor eficiencia, rebajándose las emisiones de 44 gramos de CO2 por kilómetro a solo 42 gramos.

En la práctica, no hemos encontrado grandes cambios dinámicamente, ya que entendemos que el margen de mejora era escaso. El Outlander D-ID MY2015 era ya un modelo con una gran calidad de rodadura, y el PHEV MY2015 nos sorprendió desde el primer momento por su sensación de producto bien acabado e impecablemente diseñado y desarrollado, algo que no esperábamos tratándose de la primera incursión de Mitsubishi en el mundo de los híbridos enchufables.

Mitsubishi Outlander 2015