Se presentará en el Salón de Pekín

Este es el aspecto definitivo del Lexus ES 2019

imgteaserpekin18
Este es el aspecto definitivo del Lexus ES 2019
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz
Lexus ha escogido el Salón de Pekín para dar a conocer la próxima generación del ES, una berlina de tamaño medio que ya se comercializa en otros mercados y que, por primera vez, llegará a los concesionarios europeos.


Queda poco para que el Salón del Pekín abra sus puertas y algunos fabricantes ya han comenzado a calentar motores. Es el caso de Lexus, que acudirá a la cita asiática con su nueva berlina de tamaño medio, el Lexus ES. Aunque se trata de un modelo mucho recorrido en el mercado americano -seis generaciones desde su lanzamiento en 1989-, será la primera vez que aterrice en Europa y, por lo tanto, en España.

A modo de anticipo, Lexus desveló la semana pasada la primera imagen del ES, correspondiente a una porción de la parte delantera. Aunque no permitió conocer demasiados detalles sobre el diseño de la nueva berlina, sí sirvió para entender cuál será su línea de diseño. Y es que, el modelo japonés, incorpora una parrilla de enormes dimensiones con listones verticales, muy similar a la que emplea el Lexus LC 500h, mientras que la actual generación del ES emplea una rejilla con líneas horizontales.

Lexus ES 2019 teaser

Ahora, hemos podido conocer el aspecto definitivo del ES gracias a un teaser de la marca y se confirma que su diseño guarda muchas similitudes con el del LS, el buque insignia de la compañía. Destaca la forma agresiva de sus faros delanteros, pero también la solución empleada en el pilar C, que recuerda, en cierta manera, al de cualquier BMW.

Motores híbridos

Por tamaño, es algo más grande que el IS, pero no llega a las medidas del GS, por lo que es difícil encuadrarlo en un segmento concreto. En cualquier caso, batallará en la liga de los Audi A6, BMW Serie 5 y Mercedes Clase E, siendo la hibridación de sus motores uno de sus principales argumentos. No sabemos con qué mecánicas llegará a Europa, pero no cabe duda de que contará con, al menos, una alternativa híbrida. Así lo demuestra la primera fotografía del coche con el anagrama «Hybrid» en sus laterales.

Sí podemos decir que empleará la plataforma global TNGA de Toyota, la misma que utilizará el próximo RAV4 y que ya ha servido para el Toyota C-HR. Gracias a ello, será más amplio que su predecesor y podrá arañar algunos kilos a la báscula, lo que se traducirá en un mayor dinamismo, mejores consumos y menos emisiones.