Un proyecto de 4,7 millones de libras

Jaguar trabaja para mejorar la seguridad de los coches autónomos

jlrautoplex conduccio769n autonoma
Jaguar trabaja para mejorar la seguridad de los coches autónomos
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz
Jaguar Land Rover lidera el proyecto AutopleX para investigar mejoras de seguridad en la tecnología del vehículo autónoma. El objetivo es que los coches sin conductor se comuniquen entre ellos y "vean" a través de cualquier obstáculo.


Prácticamente todos los fabricantes están involucrados en el desarrollo del coche autónomo. Conseguir que esta tecnología sea segura y llegue cuanto antes a las calles, se ha convertido en una especie de competición entre las diferentes compañías del sector y, a menudo, recurren a empresas externas para desarrollar sus propios avances.

En las últimas semanas, Jaguar Land Rover anunció que trabajaría de forma conjunta con Waymo para reforzar la flota de coches autónomos de la empresa de Google. Gracias a ello, las dos firmas deesarrollarán de forma conjunta avances en el campo de la conducción pilotada. Ahora, la marca británica, ha anunciado su participación en el proyecto AutopleX para investigar mejoras de seguridad en la tecnología del vehículo autónomo.

Jaguar I-Pace autónomoUn proyecto 100% británico

El proyecto ha requerido una inversión de 4,7 millones de libras y su objetivo es que los coches puedan visualizar el entorno en todos los ángulos y a través de obstáculos. Junto a Jaguar Land Rover, participarán las empresas Highways England, INRIX, Ricardo, Siemens, Transport for West Midlands y WMG de la Warwick University.

Chris Holmes, Director de Investigación y Desarrollo del Vehículo Conectado y Autónomo de Jaguar Land Rover, comentó: «Este proyecto es crucial de cara a acercar el vehículo autónomo a nuestros clientes en un futuro muy cercano. Junto con nuestros socios de AutopleX, uniremos nuestros desarrollos de conectividad y autonomía mejorando nuestros vehículos autónomos para que puedan operar de la forma más segura en las situaciones más difíciles, con tráfico real. Este proyecto nos asegurará poder ofrecer la tecnología más sofisticada y capaz en un vehículo autónomo«.

El objeto principal de las investigaciones es llegar a establecer una comunicación entre todos los vehículos en circulación para prever los posibles obstáculos cuando no haya una visión clara de la carretera, ayudando de forma efectiva a cruzar calles y rotondas complicadas de forma autónoma.