Basada en el Volkswagen Crafter

MAN presenta la furgoneta eléctrica eTGE

man etge
MAN presenta la furgoneta eléctrica eTGE
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz
La compañía del Grupo Volkswagen pondrá a la venta esta primavera la furgoneta eléctrica eTGE. Utiliza la tecnología del Volkswagen eCrafter y ofrece una autonomía de 160 kilómetros, pudiendo recargar el 80% de sus baterías en 45 minutos.


Desde hace un tiempo, MAN comercializa la furgoneta TGE basada en el Volkswagen Crafter. Junto a Scania, la marca pertenece a la división Truck & Bus del Grupo Volkswagen y, aprovechando las sinergias de la compañía, pondrá en marcha el lanzamiento de una TGE eléctrica.

Se llamará eTGE y tomará la tecnología de la Volkswagen eCrafter, por lo que contará con un motor eléctrico de 100 kW (el equivalente a 134 CV) capaz de rendir un par máximo de 290 Nm. Con estas especificaciones, la MAN eTGE estará enfocada a un uso urbano y a trayectos por carreteras convencionales, puesto que no podrá superar los 90 km/h de velocidad máxima.

Recarga en tiempo record

Resultará especialmente para empresas de reparto, puesto que, al igual que la eCrafter de Volkswagen, ofrece 160 kilómetros de autonomía y podrá recargar sus baterías al 80% en 45 minutos. La única condición para esta carga rápida será enchufarla a una toma de corriente de 40 kW. Para obtener una recarga completa, necesitará cinco horas y media, mientras que, en un enchufe convencional de 220 voltios, empleará nueve horas.

MAN eTGE

La fiabilidad y un bajo coste de mantenimiento serán dos de sus principales argumentos de venta. MAN asegura que sus baterías solo perderán el 15% de su capacidad después de 10 años y 2.000 ciclos de carga. De cualquier forma, se podrán remplazar las celdas de la batería de forma independiente en grupos de seis o doce celdas.

El Man TGE tendrá un precio de partida de 69.500 euros y llegará al mercado a lo largo de esta primavera opara rivalizar con el Mercedes eSprinter, el Iveco Daily Electric y el Renault Master ZE. De momento, aterrizará en los concesionarios de Alemania, Austria, Bélgica, Francia, Noruega y Holanda, pero, con el tiempo, podría llegar a otros territorios, como España, Italia o Portugal.