El Salón de Detroit será el testigo de la presentación oficial de la tercera generación del Ford Focus, que nace con el objetivo de convertirse en uno de los coches más importantes de la marca en las últimas décadas. Para ello, la firma americana ha querido crear un vehículo global, prácticamente idéntico en todos los mercados, una estrategia que pretende producir unos dos millones de unidades al año en los 122 países en los que saldrá a la venta.

Ford Focus 2011, el vehículo global

ford focus 05
Ford Focus 2011, el vehículo global
Autofacil
Autofacil


Ford Focus 2011

Según Alan Mulally, actual presidente de Ford, las preferencias de los compradores de importantes mercados, como China, Rusia o Estados Unidos, están convergiendo, por lo que no tiene mucho sentido seguir produciendo modelos completamente distintos. De esta forma, todos los Focus 2011 compartirán alrededor del 80-85% de elementos, independientemente del mercado.

Diseño poco rompedor
El nuevo Focus será el encargado de mostrar al mundo la evolución del concepto kinetic design, que se presenta sin arriesgar demasiado. La línea general no cambia en exceso, y prácticamente continúa la del modelo comercializado en Europa. Posiblemente, esta imagen correcta sea la que garantice el éxito de manera global. Por dentro tampoco contemplamos grandes diferencias con modelos ya comercializados, como el nuevo C-MAX, con quien comparte volante, salpicadero o columna central. Todo está orientado hacia el conductor y los materiales han mejorado sensiblemente.

Motores más económicos
Como es habitual en todos los modelos nuevos, la gama de motores ha sido optimizada para conseguir mejores prestaciones con un consumo inferior. De este modo, los compradores europeos tendrán a su disposición un motor 1.6 Ecoboost de gasolina e inyección directa con las prestaciones del antiguo 2.0, pero con mejores cifras de consumo. También se mejorarán los turbodiésel. En Estados Unidos, como es habitual, el motor mejorado ha sido el dos litros, que también será más económico.

En ambos mercados se podrá elegir la caja de cambios de doble embrague y seis velocidades, que mejora el consumo de combustible en un 9% con respecto a la caja automática convencional de cuatro marchas o las utilizadas en el Focus actual.

El lanzamiento será simultáneo en Estados Unidos y Europa a principios de 2011, y serán las plantas de Saarlouis (Alemania), Michigan (EE.UU.) y Chongqing (China), las primeras en ponerse manos a la obra. Más tarde se unirán las de España y Rusia.