Fisker regresa con un SUV para poner en aprietos a Tesla

fisker 2
Fisker regresa con un SUV para poner en aprietos a Tesla
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz


El fabricante de coches eléctricos renace de sus cenizas con un SUV completamente eléctrico que se convertirá en el rival del nuevo Tesla Model Y. Llegará al mercado en la segunda mitad de 2021, tendrá más de 450 km de autonomía y costará menos de 40.000 dólares.

Con el Fisker Karma, el fabricante estadounidense Fisker Automotive prometía convertirse en la referencia de la movilidad eléctrica, pero los planes no salieron bien y, finalmente, Tesla llegó a la cúspide del segmento eléctrico. Más de 10 años después de la presentación del Karma en el Salón de Los Ángeles, Tesla cuenta con varios modelos eléctricos y se prepara para lanzar un nuevo SUV, el Tesla Model Y, mientras que Fisker Automotive está renaciendo de sus cenizas y acaba de presentar un proyecto muy interesante.

Esta vez no se trata de un deportivo como el Karma, sino de un SUV de tamaño medio que apuntará directamente al Tesla Model Y. Será el primer modelo de la marca californiana en su nueva etapa y llegará al mercado en la segunda mitad de 2021, aunque todavía no sabemos su nombre y solo conocemos algunas de sus características, como la autonomía, que rondará los 480 km. También sabemos que podrá montar llantas de hasta 22″ y que tendrá un enfoque premium, aunque Fisker asegura que costará menos de 40.000 dólares, algo más de 35.000 euros al cambio.

También habrá una berlina eléctricade gran autonomía

El nuevo SUV de Fisker se fabricará en Estados Unidos y, después de su lanzamiento, llegará una berlina de lujo que se convertirá en el rival del próximo Tesla Model S. Este sedán incorporará baterías en estado sólido que mejorarán la autonomía ofrecida por las actuales de iones de litio, por lo que podría recorrer más de 800 km con una sola carga, según Fisker.

Estaremos atentos para conocer nuevos detalles del SUV de Fisker, así como los planes de futuro de este fabricante que, tiempo después, quiere volver a ser el principal rival de Tesla. Solo esperamos que, como en el pasado, los proyectos de la marca americana no acaben cayendo en saco roto.