Ginetta presentará un superdeportivo en el Salón de Ginebra

ginettasupercar1
Ginetta presentará un superdeportivo en el Salón de Ginebra
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz


La compañía británica Ginetta Cars acudirá al Salón del Autómovil de Ginebra con un deportivo ultraligero basado en el Ginetta G55 GT4 de competición. Aunque heredará el motor V8 atmosférico de más de 600 CV que monta el modelo de carreras, será un supercar homologado para circular por la calle.

En 1958, la familia Walklett fundó Ginetta Cars en Leeds, Reino Unido y, desde entonces, ha producido deportivos tan emblemáticos como el G4 y el G12. A lo largo de este tiempo también ha cambiado de dueños y actualmente su máximo responsable es Lawrence Tomlinson, un empresario británico que pretende devolver todo su esplendor a Ginetta, tanto dentro como fuera de las pistas de carreras.

Gineta nuevo supercar

Y es que, desde 2011, el fabricante inglés ha producido más de 400 unidades del modelo de competición Ginetta G55, un coupé con motor delantero y tracción trasera que participa en diferentes campeonatos, como el British GT Championship de la categoría GT3 o la copa monomarca Ginetta GT Supercup. Pues bien, este coche de carreras servirá como base para desarrollar un supercar de calle que verá la luz en el próximo mes de marzo en el Salón de Ginebra.

Aspiración natural y más de 600 CV

Ginetta G55

De momento, solo se han publicado dos teasers que adelantan parte del diseño de este deportivo. La marca ya ha confirmado que tendrá un chasis tubular de fibra de carbono, mientras que la carrocería también estará fabricada en el mismo material para ahorrar el máximo peso posible. En la parte técnica, hay que hablar de un motor V8 atmosférico con más de 600 CV que irá ligado a una caja de cambios secuencial.

Antes de desvelar todos los detalles del nuevo Ginetta, el presidente de la marca Lawrence Tomlinson dijo: «Hemos recorrido un largo camino en 60 años, pero aún creemos que Ginetta tiene un gran potencial sin explotar. En la década de 1960, nuestro G10 era un imbatible dentro y fuera de la pista, superando regularmente a Jaguar E-Types. Sesenta años después, estamos aplicando nuevamente el conocimiento y la tecnología de nuestros programas de carreras para construir un supercoche de carretera«.