Citroën Ami 6: la obra cumbre de Bertone cumple 60 años

ami6presentationpresseavril1961aerodromevillacoublay
Citroën Ami 6: la obra cumbre de Bertone cumple 60 años
Nicolás Merino
Nicolás Merino

Lanzado inicialmente como berlina, el Citroën Ami 6 consiguió un mayor éxito cuando se lanzó la versión Break de la que se vendieron un total de 550.000 unidades sobre el millón de modelos que se fabricaron hasta 1971.


Tras el éxito cosechado con el 2 CV, Citroën quería más y para ello comenzó a trabajar en el Ami 6. Así, el día de su presentación en abril de 1961 el comunicado decía lo siguiente: «este modelo no está, en ningún caso, pensado para sustituir al 2 CV del que difiere completamente». No en vano, este modelo se impuso en el mercado con su silueta característica, con más de un millón de unidades fabricadas, más de la mitad de ellas en su versión Break, lanzada en 1964.

Flaminio Bertoni, tras diseñar el Traction Avant, el 2 CV y el DS, se puso a trabajar en la imagen del Ami 6, cuyo diseño recibió el nombre de Proyecto AM. Para el estilista italiano fue su obra cumbre, pues la firma francesa le dio carta blanca para hacer lo que quisiera. Como resultado, el Ami 6 contó con un frontal de líneas muy trabajadas, en el que se incrustaban los grandes faros rectangulares (fue el primer coche en utilizarlos), un capó que se curvaba en su parte central, un techo de estilo pagoda y unos laterales caracterizados por unas líneas muy marcadas.

Citroen Ami 6

Asimismo, decidió apostar por la luneta trasera invertida, que se mantenía limpia cuando llovía, permitía conservar un excelente volumen de carga en un maletero que se abría de manera convencional y facilitaba una buena habitabilidad trasera; todo ello con unas dimensiones contenidas.

El interior, por su parte, bebía directamente de las formas que tenía el habitáculo del DS. Destacaban elementos como el volante monobrazo, los tiradores de las puertas, los mandos y los asientos, los cuales recordaban a los del modelo más refinado de Citroën. En el plano mecánico, estaba impulsado por un motor bicilíndrico de 602cc derivado del que empleaba el 2 CV.

La versión Break, el verdadero éxito del Ami 6

Citroen Ami 6 Break

Henri Dargent y Robert Opron fueron los encargados de lanzar una versión break (que tenía 320 kg de carga útil). Contra todo pronóstico, esta versión superó en ventas a la berlina con un total de 550.000 unidades vendidas. No era tan arriesgado a nivel estético y permitía que una familia pudiera viajar con confort, pero también era idóneo para un uso profesional. Esto le valió para convertirse en el vehículo más vendido de Francia en 1966.

La producción de la berlina terminó en marzo de 1969, seis meses antes de que terminara la del Break. Fue sustituido por el nuevo Ami 8, menos atípico y que disponía de una luneta trasera con la orientación «normal». Este último dejó su puesto al Visa en 1978. En España, la berlina Ami 6 no se llegó a comercializar (excepto en las Islas Canarias) y, sin embargo, el Break, fabricado en la planta de Vigo, se produjo y se vendió en nuestro país bajo el nombre de Citroën 3 CV Break y posteriormente con el de Dynam, este último con el motor más potente que montaría el posterior Citroën C8 (el Ami 8 francés).