Se han suspendido más de 5.000 exámenes en toda España

Los examinadores de Tráfico, en huelga

trafico1 4
Los examinadores de Tráfico, en huelga
Victor Delgado
Victor Delgado
Este pasado viernes ha habido una huelga de examinadores de Tráfico debido a la cual se han suspendido más de 5.000 exámenes en toda España.


A lo largo de este pasado viernes 2 de junio la Asociación de Examinadores de Tráfico -ASEXTRA- han estado en huelga debido al «silencio absoluto» de la Administración con respecto a la petición de los primeros de un complemento salarial. Se trata de una pequeña subida específica para estos funcionarios por parte de la Dirección General de la Función Pública que, según afirmaciones de la propia ASEXTRA, estaría pendiente desde hace dos años.

Fruto de esta huelga, cuyo seguimiento ha sido de aproximadamente el 90% de los examinadores -acorde con los datos facilitados tanto por los convocantes como por la Dirección General de Tráfico-, se habrían suspendido unos 5.000 exámenes prácticos durante la jornada de este pasado viernes, si bien los sindicatos elevan este número hasta las 7.000 pruebas. Los examinadores se dieron cita en el día de ayer frente a la Secretaría de Estado de la Función Pública en Madrid con el fin de negociar sus condiciones laborales y exigir el complemento mencionado anteriormente.

En concreto, éste representaría una subida salarial de 240 euros mensuales brutos. La petición de esta cantidad, según los examinadores, obedece al déficit de trabajadores que existe en su sector. El presidente de ASEXTRA, Joaquín Jiménez, ha declarado que desde la firma de los acuerdos que certificaban esta subida, «aún no se han plasmado ni sus contenidos retributivos, ni las medidas de seguridad en la entrega de resultados». Además, añade que el déficit de trabajadores se debe a que este puesto de trabajo «no es atractivo», lo que lleva a la gente a «no querer ser examinador».

Por su parte, Gregorio Serrano, director de la DGT, ha dicho que «es verdad que se firmó un acuerdo con la Dirección General de Tráfico en 2015. Ese acuerdo suponía el aumento de un complemento específico de lo que cobra un examinador para que resulte más atractivo el puesto de examinador con respecto a otras funciones que se realizan en una jefatura». Sin embargo, Serrano también ha reconocido que este acuerdo no se ha llegado a materializar, y apela a «dialogar, dialogar y dialogar» con los examinadores.