Disponible a partir del primer semestre de 2016

Hibridación familiar en el BMW 225xe

bmw225xeactivetourer
BMW 225xe Active Tourer
Victor Delgado
Victor Delgado
La familia de vehículos eDrive de BMW crece con este monovolumen, que con sus 224 CV y 2,0l/100km se lo pone realmente difícil a sus rivales.


La gama de vehículos de la serie eDrive de BMW se amplía con este pequeño monovolumen, que se une a los integrantes actuales: el 330e, presentado a la vez que este, el X5 xDrive40e y al Serie 7 PHEV. Todos ellos se valen de los avances conseguidos en la serie ´i´, eléctrica al 100%, pero añadiendo un motor de combustión.
Además, consigue ´comerle la tostada´ a rivales como el Toyota Prius+ y al Peugeot 3008 Hybrid4, igualmente híbridos pero que no pueden recargarse mediante la red eléctrica, amén de tener una potencia notablemente inferior. Y es que ese es claramente uno de los puntos fuertes de este alemán tan familiar, junto con su tracción total, como nos indica la ´x´ de su nombre.
El motor eléctrico, el cual podrá circular sin necesidad de ayuda extra un máximo de 41 km a una velocidad no superior a los 125 km/h, se une a un tricilíndrico de gasolina para un sorprendente desarrollo de 224 CV, claramente por encima de la media en el segmento. No obstante, el consumo se mantiene en unos pírricos 2,0l/100km, pudiendo variar según la medida de los neumáticos.Ofrece manejo desde el smartphone

La batería se aloja debajo de los asientos traseros, así no resta volumen de carga al maletero, problema que sí se da en el 330e. De esta forma, los 400 litros se antojan más que suficientes. Recargarse por completo le llevará 3 horas y 15 minutos en una toma de corriente estándar, mientras que en una BMW iWallbox ese tiempo se reduce en 1 hora.

Al igual que en el 330e, los tres modos de conducción –Sport, Comfort y Eco Pro– están disponibles, mientras que para la gestión de la energía se pueden seleccionar tres opciones: Auto eDrive, Max eDrive y Save Battery. Además, gracias a la tecnología de control remoto desarrollada por BMW, conocer el estado de la batería o encender la climatización será posible desde nuestro teléfono móvil.

El BMW 225xe se empezará a fabricar a finales de este año en la planta que la marca posee en Leizpig –Alemania-, mientras que los primeros pedidos podrán formalizarse a partir del primer semestre de 2016.