La marca alemana experimenta una bajada en bolsa

BMW, en alerta roja: su X3 diésel emite 11 veces más óxidos de nitrógeno de lo permitido

BMW, en alerta roja: su X3 diésel emite 11 veces más óxidos de nitrógeno de lo permitido
Adrián Sánchez-Rojo
Adrián Sánchez-Rojo
Tras Volkswagen y Seat, ahora es BMW el fabricante que se encuentra en el ojo del huracán. La revista alemana AutoBild ha sacado a la luz un artículo en el que se puede comprobar que las emisiones del X3 diésel superan con amplitud los límites que marca la Unión Europea.


La polémica con Volkswagen y sus falsas emisiones se reproduce y llega hasta BMW. La revista alemana AutoBild anunciaba, hace unas horas, que el BMW X3 equipado con un motor 2.0 turbodiésel – versión xDrive20d concretamente – superaba los límites europeos de emisiones de óxidos de nitrógeno en hasta 11 veces. La revista remite a pruebas llevadas a cabo por el ICCT (International Council on Clean Transportation), que probarían esta afirmación. Las acciones de BMW caían hasta un 10%, mientras BMW se defendía de las acusaciones.

La información se produce después de que Volkswagen haya reconocido la manipulación de 11 millones de motores diésel para falsear las emisiones, escándalo que le ha costado el puesto al presidente del grupo, Martin Winterkorn, además de un tercio del valor de la compañía en bolsa.

Esta última noticia de BMW hay que ponerla en otro contexto y no relacionarla con el trucaje de motores de Volkswagen, dado que, en principio, no tendrían ningún tipo de relación. Los motores del Grupo Volkswagen tienen instalado un ´defeat device´ que detectaba cuando el vehículo se estaba sometiendo a un proceso de homologación para reducir sus emisiones. Mientras, el BMW X3 xDrive20d no tiene esa capacidad de detectar esta situación y sus emisiones son las mismas todo el tiempo, por lo que este caso no sería más que algo que ya es sabido en el mundo de la automoción: nos engañan con los consumos y emisiones, dado que la toma de los mismos se hacen en unas condiciones favorables que el coche nunca llega a experimentar una vez es vendido.

De este modo, y ya con una bajada importante de las acciones de BMW en bolsa –como ya sucediese ayer con Volkswagen-, habrá que esperar a ver si la revista alemana aporta nuevas pruebas en el tema para ver como termina esta nueva polémica, que seguro que no será la última.

 

BMW X3